Aceite limpiador facial

Bienvenido/a al fascinante mundo de la doble limpieza facial coreana

La doble limpieza consiste en limpiar nuestro cutis dos veces seguidas pero con diferentes productos: primero con un aceite limpiador facial que haga la función de desmaquillante (formulado con base de aceite) y una segunda vez con un limpiador al agua (de los que hacen espumita).

 

En esta sección encontrarás los mejores aceites limpiadores y bálsamos de la cosmética coreana.

 

Aplícalos sobre la piel seca después de usar el desmaquillador de ojos y labios hasta que veas que se derrite todo tu maquillaje, humedécete las manos con agua fría o natural y vuelve a masajear tu cutis hasta que el aceite emulsione y se convierta en un líquido blanquecino. A continuación enjuágate la cara con agua tibia.

 

Ya debería haber desaparecido todo el maquillaje así como los restos de protector solar, polución y sebo. ¡Sí! un aceite limpiador no solo sirve para desmaquillar sino también para mantener a raya el exceso de sebo y los puntos negros (a las pieles grasas y mixtas les funcionan genial).

 

Con el rostro aún húmedo, aplica el limpiador acuoso para retirar cualquier resto de aceite y de sucidad que pudiera quedar en la piel.